Cómo emprender en el sector de la educación

Aplica estos consejos para emprender en el sector de la educación y contribuye con la capacitación del futuro al tiempo que generas un negocio.

La proliferación de las startups y el sueño de Silicon Valley impulsan a los jóvenes a iniciarse en la vida emprendedora, cuyas posibilidades solo se limitan a la imaginación. Si te interesan los temas de formación, apps didácticas o e-learning, echa un vistazo a estos consejos que te explicarán cómo emprender en el sector de la educación. Es una oportunidad no solo para hacer dinero, sino para desarrollar un negocio que generará un aporte a la sociedad.

¿Eres el próximo Mark Zuckerberg?¿ Quieres emprender?

Descúbrelo con este test gratuito

1. Misión del emprendimiento

La premisa que guiará tu camino es la elaboración de un producto o servicio que resuelva un problema real en la educación, de modo que deberás realizar un estudio de mercado determinando qué necesitan los estudiantes de distintos niveles, docentes, padres o centros. Utiliza programas para saber qué términos vinculados con la educación se buscan en Google España, cuáles son las preguntas que se repiten en Yahoo respuestas o qué temas son recurrentes en los blogs y foros del área.

2. Competitividad

Los negocios en el ámbito de la educación están cobrando importancia porque la formación es un valor esencial del siglo XXI que tiende hacia la sociedad del conocimiento. El potencial en esta área resulta en numerosos emprendedores que compiten en un mercado amplio pero que requiere soluciones en tiempo real para mantenerse a flote. Las academias de cursos online gratuitos brindados por universidades o reconocidas instituciones son ejemplos de negocios exitosos en este rubro o la Academia Khan, que cuenta con videos interactivos sin necesidad de conectarse a Internet.

3. Analizar el público

Un mandamiento indispensable en cualquier tipo de emprendimiento es estudiar minuciosamente la audiencia que recibirá tu producto para segmentarla y decidir si trabajarás con un solo tipo de cliente o te dedicarás a más. Las necesidades serán diferentes de acuerdo al estudiante o la materia que imparte el docente al cual diriges tu producto. Piensa en un puñado de preguntas que puedan responderse con la misión de tu negocio y estarás bien encaminado.

4. Producto definido

La evolución del sistema educativo hacia tecnologías específicas que contemplan las faltas en el proceso de aprendizaje-enseñanza, obliga a los emprendedores a crear soluciones que se amolden a la realidad social. Los docentes están cada vez más preocupados por dotar a los estudiantes con habilidades digitales para que puedan enfrentarse al mercado del futuro y el aprendizaje de memoria ya no se aplica en las aulas porque se apela a la aplicación contextual. Si creas una app que funcione por repetición no logrará subsistir pues se tratará de una tecnología moderna pero con una metodología obsoleta rápidamente desechable.

5. Nube e interacción

La nube se convirtió en la protagonista de las herramientas educativas modernas porque permite que el estudiante se conecte desde su hogar sin importar en qué país o zona horaria vive, en caso de que apuntes a un emprendimiento de internacionalización en lugar de resolver un problema concreto de tu comunidad. Propicia el intercambio de grande volúmenes de datos sin ocupar espacio de almacenamiento, además de facilitar las creaciones que apelan a la interacción: ningún estudiante de esta era se tomará más de dos minutos en entender una tecnología que no cuente historias, ofrezca retos, personalice su progreso o permita utilizar varios sentidos.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*