Así es la escuela de Elon Musk: no hay cursos y se juega con robots

Ad Astra (Hacia las estrellas en latín), este es el nombre que Elon Musk puso a su sueño de una escuela al sur de Los Ángeles (Estados Unidos)

Ad Astra (Hacia las estrellas en latín), este es el nombre que Elon Musk puso a su sueño de una escuela al sur de Los Ángeles (Estados Unidos). En 2014, los cinco hijos del CEO de Tesla acudían a Mirman en Los Ángeles, pero no le gustaban los métodos de la escuela estadounidense.

“Es importante enseñar a resolver problemas, o enseñar el problema y no las herramientas”, comentaba Elon Musk en una entrevista a Beijing Television en 2015. “No vi a las escuelas regulares haciendo las cosas que pensé que debían hacerse”, añadía.

Las puertas de Ad Astra, dice Elon Musk, se abrieron el 20 de julio de ese año para niños de entre 7 y 14 años. En el primer año de vida de la escuela contaba con 20 estudiantes y ahora la cifra ha ascendido a 40.

Los rumores tras el nacimiento de esta escuela la situaban para enseñar y educar a los hijos de los trabajadores y trabajadoras de Space X, pero “no está claro a qué trabajadores se les hace la oferta, ni a cuántos ni en qué condiciones”, relata la escritora Christina Simon a la BBC.

En esta escuela privada no se imparten materias como las mates, física o música, sino que en su plan de estudios está el sello Musk. Los 40 jóvenes de Ad Astra mejoran cada día sus conocimientos sobre inteligencia artificial. Uno de los objetivos principales es fomentar la mentalidad emprendedora.

Además, los alumnos aprenden varios lenguajes de programación de robots (Scheme, Swift y Scratch) que luego utilizan en sus proyectos en un módulo llamado A-Frame. Tres veces al año los alumnos organizan una feria en la que exponen las compañías y proyectos que han creado por sí mismos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*