¿Cómo consigo financiación para crear mi propia empresa?

¿Has decidido emprender? ¿No sabes cómo conseguir capital para desarrollar tu proyecto? Te contamos las principales vías de financiación para tu startup.

Si preguntamos a los emprendedores qué ha sido lo más complicado de la aventura, en la mayoría de los casos, responden con un denominador común: la financiación. Conseguir un capital como base económica sobre la que levantar los cimientos de una empresa no es fácil. Existen diferentes tipos de fuentes, desde las más tradicionales hasta las más innovadoras que merece la pena estudiar para saber cuál la que más nos beneficia.

Créditos. Es la forma tradicional de financiación, pero hoy en día la más complicada por la falta de concesión de préstamos por parte de la banca. Has de saber que, de la misma manera, existen créditos alternativos como los que ofrece el Instituto de Crédito Oficial para emprendedores.

Ayudas y becas. Muchas entidades privadas y públicas facilitan subvenciones, galardones y demás premios económicos y de orientación allanando así el pedregoso camino del emprendedor. Entérate de las ferias de empleo que se celebran en tu región e infórmate de las empresas que pueden ayudarte. El programa Wayra de Fundación Telefónica es un ejemplo, así como los llevados a cabo por las fundaciones de bancos como BBVA o Santander.

Cobra el paro en un solo pago. Hablamos de lo que se denomina “capitalización de la prestación por desempleo“. Si quieres desarrollar tu idea de negocio y cumples ciertos requisitos puedes solicitarla. Algunos de estos parámetros a cumplir, entre otros, es tener pendientes al menos tres mensualidades y no haber recibido otro pago único en los 4 años anteriores.

Crowdfunding. Es una de las modalidades de financiación más innovadoras y escuchada en el mundo de las startups. Se trata de una plataforma o portal online donde gente particular puede efectuar aportaciones monetarias para que el proyecto salga adelante. Si a la persona le gusta tu idea, contribuirá en la financiación de la misma. En España, Lanzanos, Fundable y Verkami son los portales de crowdfunding más conocidos.

Business Angels. Son ‘los ‘ángeles de la guardia’ de los emprendedores, prestan las alas para comenzar a volar en el mundo empresarial. Los Business Angels son inversores particulares que invierten su dinero y sus conocimientos en un proyecto innovador a cambio de acciones. En este caso, el poder de convicción, el factor sorpresa y el saber vender son condicionantes fundamentales. Starbucks o Amazon son casos de éxito que en su día acudieron a un business angel para financiarse.

Familia y amigos. Partimos de la base de que pedir dinero a los más allegados no es fácil, pero es lo más accesible cuando ponemos los primeros ladrillos de una empresa. Convénceles de que tu idea es buena, muéstrale datos de tus expectativas de futuro y fija una fecha límite para la devolución del capital prestado. Deberás ganarte su confianza.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*