7 de cada 10 autónomos preferirían trabajar por cuenta ajena

Según los últimos datos de afiliación al Régimen de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social, el trabajo autónomo está ganando peso y, en el mes de junio, se ha incrementado en unas 11.000 personas hasta superar los 3,2 millones, cifra que no se alcanzaba desde 2011. Su creciente importancia y su capacidad de contraponer las necesidades actuales del ámbito empresarial y la disposición laboral de profesionales autónomos y emprendedores que trabajan por proyectos hacen necesario su estudio.

Por todo  ello,  Adecco,  líder mundial en  la gestión de  recursos  humanos, e  Infoempleo, portal de empleo de referencia en España, han realizado  un análisis del trabajo autónomo en nuestro  país, que  se  engloba  dentro  del  Informe  Infoempleo  Adecco 2015:  Oferta  y demanda de  empleo  en España, para conocer su situación actual y sus perspectivas de empleo de cara a este 2016.

Una de las conclusiones más importantes de este  estudio es que,  a pesar de que  el 57,7% de  los autónomos encuestados se  considera más  feliz  desde que  trabaja de  forma  independiente,  el 41,8% reconoce  haberse convertido en autónomo por necesidad. Quizá ese  sea uno de los motivos que  expliquen  que  7  de  cada 10  profesionales  prefiera  tener   un  trabajo por  cuenta ajena a tiempo completo que  seguir siendo  autónomo.

Para entender esta  afirmación, primero es necesario trazar el perfil del trabajador autónomo en el mercado laboral español, como se detalla a continuación.

Radiografía del trabajador autónomo en España:

Más del 60% de los autónomos tiene formación universitaria

La mayoría de  los autónomos españoles encuestados por  Adecco  e  Infoempleo tiene formación superior:  el  39,7%  posee titulación  universitaria  de  nivel  diplomatura, licenciatura  o  grado; el

23,8% tiene estudios de máster o postgrado y el 0,8% cuenta con un doctorado. Esto supone que el 64,3% de estos profesionales tiene formación universitaria.

En el lado opuesto están  aquellos profesionales que  no tienen estudios, que  tan  sólo representan un 0,5% del total.

En una situación intermedia se encuentran aquellos que  poseen un título de  FP o Grado  Superior (12,8%),  Bachillerato  o  C.O.U. (8,4%), un  título  de  Educación  Secundaria  Obligatoria,  Graduado Escolar o similares (7,3%) y por último, aquellos que alcanzaron un ciclo formativo de Grado  Medio o equivalente (6,3%).

Distribución sectorial  y facturación

Por sectores,  la mayor  parte del trabajo autónomo en  nuestro país se lo lleva el sector  servicios, con un 63,7% del total de profesionales encuestados. Le siguen, a mucha distancia, el sector de las TIC o Tecnologías de la Información, con un 16,7%  del total, y el sector  de la construcción, con un 14,1%.

Ya en menor  medida se sitúan el sector  industrial (3,9%) y el de la agricultura, pesca y ganadería (1,6%), donde  el trabajo autónomo o por proyectos tiene mucha menos  representación.

Aunque los autónomos tienen la posibilidad de  tener  empleados a su cargo, lo  cierto es que  la mayoría no recurre  a ello, como apunta el 82% de los encuestados. El 16,2% tiene menos  de cinco empleados, el 1,3% tiene entre 5 y 10 trabajadores a su cargo, y el 0,5%, a más de diez.

En cuanto al volumen de  facturación de  los autónomos en  España, en el 91,9% de  los casos  es inferior a 100.000 euros  anuales, según  los encuestados por Adecco e Infoempleo.

Por encima de esta  cifra está  el 6,3% de este colectivo de profesionales, que factura entre 100.000 y 300.000 euros al año. Le siguen aquellos cuyo volumen de ventas supera los 300.000 y se queda por debajo de los 500.000. En este caso suponen el 0,8% del total.

Menos habitual es facturar entre medio millón y 1 millón de euros al año, lo cual sólo ocurre al 0,5% de  los autónomos consultados. Es la misma proporción de  profesionales que  generan más de  1 millón de ingresos anuales.

4 de cada 10 autónomos están en Madrid y Barcelona

Los trabajadores autónomos están  repartidos de  forma desigual a lo largo y ancho del territorio español. Así, hay provincias en las que existe una tendencia más acusada hacia este tipo de empleo, mientras  que  en  otras  el  trabajo  freelance  aún sigue  siendo  minoritario,  como  se  observa   a continuación.

Distribución geográfica de los autónomos

Puesto Provincia % sobre el total
1 Madrid 27,4%
2 B arcelona 10,7%
3 Valencia 6,5%
4 A Coruñ a 4,2%
5 Sevilla 3,7%
6 Alicante 3,4%
7 Las Palmas 2,9%
8 Málaga 2,6%
9 Asturias 2,1%
10 Vizcaya 1,6%
  Otras provincias 35%

Fuente: Informe Infoempleo Adecco 2015: Oferta y demanda de empleo en España

Madrid  se  sitúa al  frente   de  este   modelo laboral,  pues   el  27,4%  de  estos   profesionales  se encuentra en esta provincia, lo que refleja la importancia de este colectivo en la capital. Barcelona también  reúne   una gran proporción  de  autónomos, el  10,7%,  que  la convierte  en  la  segunda provincia  con  mayor  peso   de  estos   profesionales.  Entre  Madrid   y  Barcelona,  por   tanto,  se encuentran 4 de cada 10 autónomos españoles.

En tercer  lugar aparece Valencia, que  cuenta  con  el 6,5% del empleo freelance, seguida de  la provincia gallega de A Coruña, con un 4,2%, Sevilla, con un 3,7%, y Alicante, con un 3,4%.

Por debajo de ellas se sitúan Las Palmas, cuyos autónomos representan el 2,9% del total nacional, Málaga, con el 2,6%, Asturias, con el 2,1%, y Vizcaya, con el 1,6%.

En el resto de provincias españolas el peso  de este colectivo es inferior al 1,5% y entre todas ellas sólo representan el 35% del total.

Hábitos de trabajo del autónomo en España

La mitad de los autónomos (51,2%) utiliza su hogar como  lugar de trabajo habitual, mientras que el 23,8% hace uso de un local alquilado, el 9,9% recurre a un espacio de coworking y el 6,3% tiene un local en propiedad y es el espacio que utiliza para trabajar.

Sólo un 9,7% de los autónomos trabaja menos  de cinco días a la semana. La mayoría dedica cinco (34,7%)  o seis  días  (31,9%)  a sus  labores  profesionales.  Por último,  un  23,8%  confiesa  trabajar todos  los días de la semana.

En cuanto al tiempo que  invierten en  su  labor profesional, el 36,3%  de  los autónomos asegura dedicar entre  8 y 10 horas  diarias  a su trabajo. El 25,1%, en cambio, trabaja entre 6-8 horas al día.

Más  larga  es  la  jornada  laboral  del  15,1%  que  afirma  trabajar  más de  10  horas. Y,  en  el  lado contrario, los que dedican entre 5 y 6 horas o incluso menos  de 5 horas diarias a su empleo, lo que ocurre en el 15,7% y el 7,8% de los casos, respectivamente.

La jornada laboral de un autónomo

 

Días/semana              %                   Horas/día                   %
Menos  de cinco

Cinco Seis Siete

9,7%

34,7%

31,9%

23,8%

Menos  de 5 h. Entre 5 y 6 h. Entre 6 y 8 h. Entre 8 y 10 h.

Más de 10 h.

8%

15,7%

25,1%

36,3%

15,1%

 

Fuente: Informe Infoempleo Adecco 2015: Oferta y demanda de empleo en España

Quizá  porque   tienen  una jornada  laboral  equivalente  a la  de  tiempo  completo,  8  de  cada 10 autónomos no compatibiliza sus proyectos como  freelance con otro empleo.   A pesar de ello, el

11,5%  trabaja  también  por  cuenta  ajena  a jornada  parcial  y el  2,3% trabaja  en  otra empresa  a jornada completa.

Según la encuesta realizada a autónomos dentro  del Informe Infoempleo Adecco 2015: Oferta y demanda de empleo en España.

Financiación

La mayoría de  los autónomos españoles encuestados trabaja por cuenta  ajena desde hace poco tiempo: el  37,6% desde hace menos de  12  meses, y el 26,9%  desde hace entre  1  y 3 años. En total, el 64,5% se ha dado de alta como autónomo hace menos de tres años.

El 35,5% restante tiene un negocio propio desde hace más de tres años: de 3 a 5 años el 11,7%, de 5 a 10 años el 8,1% y más de 10 años el 15,7%.

Antes de montar su actual negocio, el 62,9% de los autónomos trabajaba por cuenta ajena y el

25,3% no tenía  empleo.  Sólo  el  11,7%  trabajaba  por cuenta  propia  antes  de  poner  en  marcha su actual empresa.

Las fuentes  de financiación son uno de los elementos principales para poder  emprender y, aunque existen multitud de opciones, parece que la mayoría de autónomos recurre  a sus propios  ahorros o capital para poner  en marcha su negocio, como ha reconocido el 68,9% de los encuestados.

En segundo lugar, los autónomos se  decantan por pedir  dinero  a familiares y amigos, como  ha confesado el 25,1% de ellos.

Las opciones alternativas pasan por solicitar préstamos bancarios (15,1%), capitalizar las prestaciones por desempleo (14,1%), solicitar ayudas o subvenciones (7,3%) o recurrir al crowfunding (1,8%), entre otras.

 

Fuentes de financiación utilizadas para poner en marcha el negocio

 

Fuentes de financiación % uso
Ahorros o capital propio 68,9%
Familia y amigos 25,1%
Pré stamos bancarios 15,1%
Capitalización del paro 14,1%
Ayudas y subvenciones 7,3%
Crowfunding 1,8%

 

Fuente: Informe Infoempleo Adecco 2015: Oferta y demanda de empleo en España

Intermediación laboral

En cuanto a la intermediación laboral, los autónomos recurren en mayor  medida a los portales de empleo en Internet  (99%), a las empresas de selección (90,7%), a los anuncios en prensa (89,9%) y a los contactos  (82,4%) cuando necesitan contratar personal.

Los Servicios Públicos de  Empleo Estatal (SEPE) sigue siendo una herramienta que  el 79,8% de  los profesionales ha utilizado en  alguna ocasión, así como  las páginas web  de  las empresas, como ocurre en el 66% de los casos.

Menos habitual es que los autónomos recurran a las empresas de cazatalentos (46,1%) o a las redes sociales (39,8%) en esta búsqueda de personal.

 

Intermediación laboral preferida

 

  % uso
Portales de empleo 99%
Empresas de selección 90,7%
Anuncios en prensa 89,9%
Contactos 82,4%
SEPE 79,8%
Páginas web de empresa 66%
Cazatalentos 46,1%
Redes Sociales 39,8%
Otros 23,6%

 

Fuente: Informe Infoempleo Adecco 2015: Oferta y demanda de empleo en España

 

 Situación actual y perspectivas para 2016:

¿Son felices los autónomos españoles?

Aunque  más de  la mitad de  los autónomos consultados por Adecco  e Infoempleo (el 57,7%) se considera más  feliz desde que trabaja por cuenta  ajena, el 41,8% reconoce haberse dado de alta como  autónomo por una cuestión de  necesidad y otro 25,3% afirma haberse decantado por esta opción no solo por necesidad sino también por haber encontrado en ello una buena oportunidad.

Además, 7 de  cada 10 profesionales preferirían tener  un  empleo por  cuenta ajena y a tiempo completo a seguir siendo  autónomos, por lo que sólo 3 de cada 10 están  cómodos en su situación y desean continuar en la misma línea. La principal razón que esgrime este 65,5% de autónomos que preferiría  trabajar  por  cuenta   ajena  es  la  tranquilidad  y  mayor   seguridad  que   aporta estar empleado frente  a liderar tu propio negocio.

Preguntados también  por  las características o  recursos  necesarios para poder  establecerse por cuenta  propia, los autónomos creen  que  contar  con  una experiencia profesional adecuada es prioritario  a la  hora   de  crear una empresa, así  lo  afirma  el  31,9%.  A continuación,  lo  más importante  es  tener   una buena idea  empresarial  (29,5%),  contar   con  el  suficiente  respaldo económico (25,1%) o tener  la formación académica necesaria (13,6%).

Problemas y beneficios del freelance

Preguntados  por  los  principales  problemas  a los  que   deben  hacer  frente,  el  54,3%   de   los autónomos consultados coincide: las elevadas cargas sociales y administrativas son  su  mayor obstáculo.

Le siguen la alta fiscalidad que  soportan (47%), la dificultad a la hora  de encontrar nuevos  clientes

(39,9%) y la competencia desleal y la economía sumergida (36,6%).

Otros retos  de  alta complejidad para ellos  son  la dificultad para conseguir  financiación  (27,7%), el actual  contexto  político-económico  que  existe  en  nuestro  país  (25,6%),  la  morosidad  (20,4%) o la caída de la demanda (20,4%).

Ya en menor medida, estos  profesionales hacen alusión a la falta de coberturas sociales con la que se encuentran (18,3%) y el marco regulatorio, por ser demasiado cambiante (7,8%).

Tan solo un 1,8% de los autónomos españoles encuestados cree que no debe  hacer frente a ningún problema demasiado grave.

 Los principales problemas a los que  deben hacer frente

 

Problema %
Elevadas cargas sociales y administrativas 54,3%
Alta fiscalidad 47%
Encontrar clientes 39,9%
Competencia desleal y economía sumergida 36,6%
Dificultad para conseguir  financiación 27,7%
Actual contexto político-económico 25,6%
Morosidad 20,4%
Caísa de la demanda 20,4%
Falta de coberturas sociales 18,3%
Marcos regulatorio demasiado cambiante 7,8%
No hay ningún problema demasiado grave 1,8%

 

 Fuente: Informe Infoempleo Adecco 2015: Oferta y demanda de empleo en España

Pero  trabajar por  cuenta  propia también tiene  beneficios para los autónomos encuestados.  Las principales  ventajas  de  los  profesionales  freelance  son,  para ellos,  ser  su  propio  jefe  (56,1%), poder  establecer sus  propios  horarios de  trabajo (51,4%), tener  mayor  libertad (41,3%)  y trabajar en lo que  realmente le gusta (40,2%).

También señalan una  mayor satisfacción personal al desempeñar un  trabajo para ellos mismos (37,1%), el mayor poder  de decisión (36%) y, en menor  medida, la obtención de  mayores ingresos (8,6%).

La crisis sigue pasando factura y pocos  ampliarán plantilla este  año

La crisis económica también ha hecho  mella sobre  este  colectivo. Tanto es así que  el 65,8% de  los autónomos encuestados reconoce que  su empresa está lidiando con muchas dificultades en los tiempos que  corren.

Consecuencia de  ello  es  que  el  21,7% de  ellos  no  pueda contratar a nadie  porque su actividad está estancada o en  recesión y el 1,6% planee incluso reducir plantilla durante este  año por los malos resultados económicos que está obteniendo.

En otros casos, no se van a realizar nuevas  contrataciones aunque su actividad ha mejorado debido a los elevados costes  que  ello supone (10,4%).

Afortunadamente  no  todos   los  autónomos  se  encuentran  en  esa situación  y  el  9,1%  planea contratar  más   personal  durante  2016  mientras  que  el  52,2%  restante asegura  no  necesitar empleados a su cargo para realizar su actividad profesional.

 

En materia de contratación tienen pensado…

 

No contratar a nadie porque no lo necesito 52,5%  
No contratar a nadie porque mi actividad está en recesión o estancada 21,7%
No contratar a nadie por los costes de la contratación 10,4%
Contratar más personal 9,1%
Reducir plantilla por los malos resultados económicos 1,6%
Otras acciones 5,0%  

 

 

Fuente: Informe Infoempleo Adecco 2015: Oferta y demanda de empleo en España

 

Para esa pequeña proporción de personas que prevé incrementar su plantilla, las bonificaciones no serán una opción a tener  en cuenta, pues  la mayoría no se acogerá a ellas (46,5%) o desconoce cómo funcionan (31,9%). Solo un 8,6% hará uso de este tipo de ayudas a la contratación.

Entrando en política económica, el Gobierno ha incentivado el autoempleo con sus últimas medidas, pero, ¿creen los autónomos que ayudará a reducir el paro? La mayoría de ellos opina que no: así lo afirma el 70,8% de  los consultados, mientras que  el 14,9% está  convencido de  que  estas  políticas tendrán un efeCto positivo en el mercado laboral.

Este  colectivo  no es  especialmente  positivo  cuando es  preguntado por la  recuperación,  ya que  el 52,5% cree  la creación de empleo no mejorará en el 2016 y se mantendrá en cifras similares a las de 2015. El 24,3% opina que será aún peor y que a finales de año se habrán destruido puestos de trabajo. Por tanto,  sólo el 23,2% de  los autónomos es optimista y cree  que  la evolución seguirá siendo  positiva y que se crearán más empleos.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*